teoria-sobre-la-percepción-del-color
Salud

Teoría sobre la percepción del color, Teoría de Young-Helmholtz

La mezcla de colores luz RGB, rojo, verde y azul, cuyas combinaciones generan todos los colores del espectro, sugiere  la existencia de ciertas estructuras ópticas, capaces de detectar  las longitudes que comprenden la percepción del rojo, el verde y azul.
El científico Thomas Young arguyo  en  1802  la teoría  de receptores tricromáticos   basado en su hipótesis sobre la existencia de tres clases distintas de receptores en la retina  humana, cada cual, sensible  a una composición espectral diferente y especifica; estos receptores al ser activados por el estímulo visual generan la experiencia del color en el cerebro. En  1866  Herman Von Helmholtz, retoma esta  teoría  agregando  una curva de sensibilidad  espectral. Helmhotz, puso en boga  la idea de que un determinado  tipo de receptor de color,  solo podía ser activado por una determinada longitud de onda. Su propuesta consistía  en la idea de que los receptores no eran exclusivos a una longitud de onda en específico, en su lugar, el sostenía de que estos tenían un limite de sensibilidad correspondiente  a los matices  azul, verde y rojo. En si, ambos teóricos proponían que la percepción de todos los matices era la combinación de los tres anteriores en un área excitada del ojo, aquí la proporción de un sistema de receptores es la que produce  la idea o percepción de color.
Fisiológicame nte hablando, se tienen pruebas sobre  la existencia de  un sistema de tres receptores o grupos  diferentes de conos, las cuales responden en grado máximo a las distintas longitudes de onda. Lo anterior apoya la teoría  sobre la visión del color con base retinal de Young y Helmhotz.
Se ha demostrado  neuro-fisiológicamente cierto proceso  operante en niveles neurales ulteriores a la retina, en las cuales se ha observado actividad  neuronal  a nivel ganglionar  consistente en la velocidad de disparo  de ciertas células con determinadas longitudes de ondas, o su inhibición  o supresión total, ante otras; tales observaciones   han dado lugar a la creencia de que  los receptores tricromáticos en los conos, alimentan  a unidades oponentes (verde- rojo, azul-naranja, amarillo-púrpura) de  colores en etapas   posteriores  a la retina en el sistema visual. Lo anterior, haría que la información sobre el color  se codificara en  términos de excitación o inhibición  de actividad neuronal, así pues y en acuerdo a esta teoría, los fotorreceptores de color en el ojo, fungen como  receptores de información en un primer momento, y trasmisores de información  posteriormente, esto último formando un código ,el cual, se da en relación a la combinación de las longitudes de onda y que  es compartido y entendido por  un receptor final  que es el responsable de la sensación final del color, es decir el cerebro.